jueves, 20 de marzo de 2008

POEMA DE UN AGRADECIDO

Me harté de la limosna
que tu corazón donaba
tu cariodad silenciosa
dormitaba en mi alma

Un corpiño calado y,
el picaporte cabisbajo
visiones furtivas que
mis pupilas congelaron

Mi indiferencia
te sorprendió
pero a las putas como vos
ya me habia acostumbrado

1 comentario:

naranjo en flor dijo...

che julian,
usurpador de blogs
gran poemas ese no?
volvimos al machis...! digo al schopenauerismo no? y si, el mundo nos lleva con su rotacion para ese ladom ay que resignarnos

fidel
trabestis histericos de mails de depresivos! no da loco!
jajaj